Introducción a la Civilización Mesopotámica

Artículo por: Luis Molina (Colaborador)


La civilización mesopotámica se desarrolla entre los ríos Tigris y Eúfrates (de ahí su nombre en griego, "tierra entre rios").
Su historia se divide en tres periodos, la Era Protodinástica, la Era de los Reinos y la Edad Imperial.

La Era Protodinástica se caracteriza por la organización en ciudades-estado independientes entre si.
Las ciudades eran la base de la vida del ciudadano babilónico, ya que dentro de ella se encontraba a salvo de los enemigos y realizaba su trabajo.
Las ciudades se construían en ladrillo cocido, lo que en general daba poca consistencia a sus construcciones, pero lo cierto es que en aquella época y en ese lugar no había mejor material de construcción, ni más sencillo de obtener, y aunque se usaba la piedra, era escasa, difícil de extraer y cara. Debido a esto, pocas construcciones se conservan, y la mayoría de ellas son hoy en día montones de ladrillos, llamados "Tepe".
Pese a ello fueron grandes constructores, y sus ciudades destacaban por su magnitud y belleza.
El edificio central de la ciudad era el "ziggurat", una construcción piramidal en espiral, aunque de planta cuadrada, que era el centro religioso de la ciudad.
Los mesopotámicos eran muy educados y humanos, buenos artesanos y cumplidores de la ley. Apenas recurrían a la pena de muerte, aunque eran esclavistas desde el 500a.C.
Eran un pueblo muy religioso, con una religión bastante cruel, en la que la mayoría de los dioses eran malignos y el paraíso casi inalcanzable, el más allá era una ciudad espantosa y el infierno aún peor.

Vista de un Ziggurat



Era Protodinástica

Se desarrolla desde el inicio de la civilización, en el 4300a.C. áprox hasta el 2334a.C. .
Se caracteriza por la organización de la sociedad en ciudades estado.
Las ciudades solían tener entre 2000 y 8000 habitantes, aunque Uruk llegó a tener 50000.
En aquellos días el Mar Rojo tenía un nivel más alto del que tiene hoy, por lo que el sur de Mesopotamia estaba sumergido.
Los ríos bajaban por una pendiente poco pronunciada llevando un gran caudal de agua, por lo que a menudo solían desbordarse, causando una gran destrucción, pues sus aguas disolvían el adobe de las casas haciéndolas desaparecer.
Los sacerdotes decían tener el poder de convencer a los dioses para que no hubiese crecidas, de ahí que estos fuesen durante siglos los señores de las ciudades. Pero poco a poco, los guerreros y políticos se fueron haciendo con el poder. Sobre todo porque, cuando había una crecida, se hacía directamente responsable al sumo sacerdote que no la evitó.
Las tres ciudades más importantes fueron en esta época, Kish, en Acadia, y Uruk y Ur en Sumer, que siempre mostraron su competencia entre sí.
Kish fue destruida por las crecidas de los ríos, y después reconstruida.
Después los elamitas invaden Sumeria. Hamazi, más al norte, recupera Kish pero la pierde en breve frente a Uruk, quedando Adab (al norte de Lagash, Umma y Girsu) como ciudad predominante.
Lagash además dominaba las ciudades de Nina y Girsu.
Otras ciudades eran, en Sumer, Ur, Uruk, Lagash, Eridu, Nippur, Adab, Umma, Larsa y Shuruppak. En Acad, Kish, Tell Ugair, Akshak, Tell Agrab y Eshnunna, y en Elam, Susa, Awan y Godin tepe.
Cerca de Babilonia, había un importante reino, Elam, civilizado, aunque menos que sus vecinos mesopotámicos, y dos grandes tribus belicosas, los Gutis y los Casitas. Aún así, la pretensión de las tribus, reinos y ciudades no era destruirse unos a otros, ni invadir sus territorios, sino colocar a su dinastía en el trono. Es decir, si por ejemplo los Gutis tomaban una ciudad, ni la arrasaban, ni la hacían pasar a ser parte de sus tierras, tan sólo cogían al Lugal (rey) de Godin y le arrebataban el trono situando en su lugar a un jefe propio y sus subalternos.
De hecho, a menudo, el invasor era absorbido por la ciudad invadida, dada su mayor cultura.
El rey de la ciudad era el Lugal ("hombre grande"), que gobernaba por medio de ordalías (mandatos divinos, "adivinados", a conveniencia del sumo sacerdote, en las nubes o en el fuego) cuando el Lugal era el sumo sacerdote, o por leyes cuando era un rey político y guerrero. El rey contaba con sus ministros, llamados "sangu", aunque eran más secretarios de palacio que ministros.
En la ciudad se producían disputas entre las diferentes familias nobles, que podían derrocar al lugal y suponer un cambio de dinastía.
Lugal-lugal (reyes) importantes fueron, hacia el 2500a.C., Meslim de Kish, Eannatum de Lagash, rey guerrero, que puso fin a la hegemonía de Kish, tras derrotar a Kish, Akshak, Mari y los Elamitas en el 2400a.C., y Lugalzaggesi de Umma, que gozó de un gran prestigio y fue un gran guerrero, que conquistó Sumeria y Acad, pero a causa de una disputa con Lagash, su reino duró sólo 16 años, aunque puso fin al modelo de ciudades estado.
Hitos importantes fueron el cementerio de Ur, la ley de Urukagina en Lagash, Hamazi y su caballería y la ciudad se Susa.


Recreación de la ciudad de Babilonia


Era de los reinos

Se extiende desde 2300a.C.áprox hasta el 1595a.C.
Las ciudades dejan de ser independientes. Cada reino se conforma por su capital y las ciudades bajo su influencia.
Las ciudades cambian fácilmente de reino, no sólo por las invasiones, sino también por la mayor influencia política o comercial de otra capital.
Hemos de tener en cuenta que en estos tiempos no había infraestructuras de gobierno, por lo que el mandato de un rey dependía de su fuerza militar y riqueza.
También eran comunes los cambios de dinastía.
Así, Sargón de Agade (Acad)(2334-2279a.C.), funcionario de palacio en Kish, se levanta contra su señor y acaba por suplantarle en el gobierno. Se impuso a Lugalzaggesi tras tres batallas. Sargón demuestra ser un gran político, fundó Agade cerca de Babilonia, y muere en el 2279a.C. Su imperio comprendió Israel, Subartu, Asiria, Acad, Sumer y Emutbal, algunas fuentes indican que también pudo incluir Dilmún (Qatar) y Marhashi.
Su dinastía dará grandes lideres,como Naram-sim en 2254a.C., nieto de Sargón el grande, cúspide del imperio, pero que caería por ataques amorreos (desde Arabia) y Gutis. Murió en 2218a.C.
En esta época nuevas tribus empiezan a despuntar, como los hititas, amorreos, hurritas o locitas, además de gutis y casitas, cada vez más poderosos y que acabarán por colocar sus dinastías en algunas ciudades.
En 2212a.C. nació Ur-nammu, unos de los más importantes reyes de Ur, que unificó el imperio hasta Siria, pero un ataque amorreo acaba con su obra, y nuevos ataques de Elam acaban para siempre con Sumeria. Murió en el 2095a.C.
De entre todas las ciudades, una especial relevancia política tenía Nippur, ya que se decía entonces que aquel que gobernase en ella sería rey de toda Babilonia (cosa que nunca sucedió, por otro lado).
Los amorreos, acabarán por establecer sus propios reinos y dinastías, así en 1813a.C. Shamshi-adad funda Shubat-enlil, primera capital de Asiria, y en 1792a.C. Hammurabi crea su conocida ley, siendo lugal de Babilonia.
En 2037a.C. Shu-shin, rey de Ur, construye la gran muralla de Mu-ti, entre el Tigris y el Eúfrates.
El primer gran rey hitita será en 1595a.C. Murshili, gran guerrero y conquistador.
Los primeros reinos en aparecer fueron Asiria, Sumeria, Acadia, el reino hitita de Hatti y el reino guti-casita de Emutbal. Además estaba el ya tradicional reino de Elam.

Reinos mesopotámicos al inicio de la Era Imperial
 


Era imperial

En esta época asirios, hititas y babilónicos (sumerios y acadios) mantienen una dura pugna por ampliar sus reinos a imperios.
La veda se abre con el ataque en 1340a.C. de los hititas a la capital de Mittani (al norte de Israel), Washukanni, y por asirios en 1304 y 1274a.C.
Mittani era un reino Hurrita al sur de Hatti, que acuciado por los ataques de asirios e hititas, firma una alianza con Tutmosis IV de Egipto (1401-1391a.C.). Aún así cayó en manos asirias en 1300a.C. áprox.
Babilonia es ocupada por casitas, que se acomodan como nueva dinastía, con Babilonia como capital. Otras ciudades de este reino fueron Dur-Kirugalzu, Sippar, Nippur, Isin, Uruk y Ur.
Otras tribus de la época son los misios del reino de Mushki, elamitas, caldeos, arameos, urarteos, luvitas de Lukka, hebreos y gutis.
Los imperios Babilonio y asirio duran hasta la conquista persa en el 539a.C.
 

Escritura cuneiforme mesopotámica

-> VOLVER / RETURN <-

Artículo por: Luis Molina (Colaborador del Museo Empire) - Maquetación y adaptación web por: Juan Quintana (Director del Museo Empire). Prohibida la reproducción de los contenidos de esta página sin permiso del Museo Empire.

Copyright Museo Empire de Historia Militar. Todos los derechos reservados . Prohibida la reproducción de nuestros contenidos sin autorización expresa. Para más información ver el apartado Aviso Legal.