La primera cruzada

Artículo por: Gonzalo Lorén Garay (Colaborador)

Introducción del autor


Voy a hacer en este trabajo un breve recorrido por la historia de la primera cruzada. Como de por sí es un tema extenso me centraré sobre todo en cierta perspectiva militar, tratando batallas, sitios y demás acontecimientos bélicos. El marco geográfico será Tierra Santa y su entorno, mientras que el cronológico comenzará en el 1095 terminando en 1146 abarcando de esta manera no sólo la primera cruzada sino el tiempo entre la primera y la segunda. Como bibliografía base he utilizado el libro de Amin Maalouf "Las cruzadas vistas por los árabes"
1. Tanto es así que ha sido tras la lectura de este libro cuando he decidido el tema de mi ensayo. El libro abarca todas las cruzadas, y esta era mi intención inicial, pero en el mundo en que vivimos el tiempo es un bien escaso, por lo que no hablaré aquí de mis apreciados Conrado, Luís, Ricardo, Pepe...2 El libro de Maalouf nos ofrece un nuevo enfoque pero he de decir que este escritor libanés llevaba quince años viviendo en Francia cuando escribió esta obra y que su presupuesta visión parcial no lo es tanto ya que el libro bien podría haberse titulado: "Las cruzadas desde un punto de vista neutral". Esto se aprecia en que no tiene reparos en reconocer los errores y defectos de los árabes de la época. Por esto y por la coincidencia en los hechos principales contrastadas con otras fuentes3 me inclino a confiar4 en la visión y criterio de Maalouf.


Deus Vult


Muchos historiadores consideran la conquista de Barbastro (1064) como la primera cruzada de la historia
5, no obstante fue el papa Urbano II el que promovió la primera que ahora nos ocupa. El papa había recibido una solicitud de ayuda militar por parte del emperador bizantino Alejo I Comneno, aunque esta ayuda debía consistir en un grupo más o menos numeroso de mercenarios que le ayudarían en sus luchas contra los turcos. En el concilio de Piacenza (1095) esta propuesta no tuvo buena aceptación.
Los sultanes turcos selyucidas, que gobernaban de hecho la zona de Tierra Santa desde 1055 en que suplantaron a los emires buyíes, no parece que facilitaron mucho las cosas a los peregrinos cristianos. Además, sus conquistas a costa de Bizancio aumentaron después de su victoria en Manzikert (1071) con gran parte de Asia Menor
6. No obstante en el año del concilio de Piacenza, Jerusalén ya no estaba en poder de los turcos, sino de los fatimíes de El Cairo. De cualquier modo los peregrinos cristianos empeoraron sus condiciones de viaje debido al poder político en la zona, hecho que fue empleado de excusa7 para soliviantar a los europeos cualquiera que fuera su clase social. Este convencimiento se produjo en el Concilio de Clermont en el mismo 1095 y al grito de
"Dios lo quiere"
8 se proclamó la cruzada.

Notas del autor:

1 Alianza Editorial, Madrid, 1989
2 Conrado III emperador, Luís VII de Francia (ambos segunda cruzada), Ricardo I Corazón de León y
Pepe o sea Yusuf, Yusuf ibn Ayyub, Salah al Din (tercera), y tantos otros....
3 Sir James Cochran Stevenson Runciman, "Historia de las Cruzadas" Alianza Editorial, Madrid, 1973
4 nunca plenamente, como corresponde a todo buen historiador sea aspirante o consagrado
5 en este caso predicada por el papa Alejandro II aunque no está clara su implicación
6 que más tarde sería Turquía por esto mismo
7 tras haber sido convenientemente exagerado...
8 deus vult en latín.

El papa prometió el perdón de los pecados para todos aquellos que fueran a rescatar la tierra del Señor9.
Ya en 1096 los cruzados procedentes de muchas partes de la Europa Occidental llegaron a lo que debía ser su base de partida: Constantinopla. Como he dicho antes la arenga de Urbano II caló en todas las clases sociales. De este modo los más diversos grupos de peregrinos armados se alistaron en esta aventura. Un tal Pedro de Amiens (apodado "el Ermitaño") pasó a encabezar lo que se llamó "la cruzada de los pobres".
Muy numerosos pero desorganizados, mal armados, contando entre sus filas con familias enteras, los anárquicos y fanatizados grupos de "pobres" atravesaron Europa de oeste a este sembrando a su paso no pocos incidentes
10. Por otro lado, los nobles con sus sequitos, igual de fanáticos pero más disciplinados y mejor armados siguieron los mismos caminos hasta llegar a Bizancio (meses más tarde). Cuando el emperador bizantino vio lo que se le venía encima, puso su flota a disposición de Pedro el Ermitaño para pasar a unos 30.000 " soldados pobres" al otro lado del Bósforo en agosto de 1096. Estos primeros cruzados se instalaron en Civitot (Kibotos) frente a Nicea, la capital del Sultán turco Kiliy Arslan. En octubre las tropas turcas destrozaron a los harapientos invasores. Pocos de ellos se salvaron volviendo a reembarcar hacia Constantinopla.11


Los nobles cruzan el Bósforo


Cuando los cruzados mejor organizados llegan a Constantinopla (ya a principios de 1097) Alejo I cierra las puertas de su ciudad (se da por sentado que con más motivo las había cerrado ante los "pobres"). Solo los principales de entre sus jefes son invitados a una reunión personal. Acuden, por ejemplo, Godofredo de Bouillón y su hermano Balduino, o Bohemundo de Tarento. Hay que recordar que las relaciones de los bizantinos con los normandos en el sur de Italia no eran nada buenas y que precisamente el normando Bohemundo había participado en guerras contra bizancio (1080 - 1085). El emperador bizantino les hizo jurar que las tierras reconquistadas a los musulmanes pasarían de nuevo al imperio bizantino. A cambio de esto les aseguraba el apoyo de su flota para el trasporte y los suministros. Los cruzados (que no tenían elección) juraron (aunque luego no cumplieron). En mayo ya están sitiando Nicea. Mientras tanto, el
sultán Kiliy Arslan se encuentra combatiendo con su ejército a mucha distancia a otros enemigos correligionarios en Malatya. Recordando el inofensivo ataque cruzado del año anterior no había previsto que los soldados de su ciudad tendrían problemas para acabar con los invasores. Kiliy pacta una tregua con su enemigo Danishmend y vuelve a Nicea a marchas forzadas. Mientras tanto la ciudad deja de ser suya pero los habitantes de Nicea prefieren entregarse a los bizantinos que a los fervorosos cruzados.

Notas del autor:

9 las indulgencias no existían como tales todavía, al profundizar sobre este aspecto busco las fuentes
disponibles de este concilio y obtengo cinco versiones (traducidas al ingles) del discurso de Urbano:
Fulco de Chartres: Gesta Francorum Jerusalem Expugnantium / Roberto el monje: Historia
Hierosolymitana / Gesta Francorum [anónimo] /Balderico de Dol Guibert de Nogent: Historia quae
dicitur Gesta Dei per Francos / Urbano II: Carta de Instrucción, Diciembre 1095). Estas versiones han
sido obtenidas de http://www.fordham.edu/halsall/sbook.html. La fiabilidad de esta página de Fuentes
Históricas (oficial de la universidad de Fordham) me parece aceptable. Soy consciente de la reticencia por
parte del profesorado al uso de internet para elaboración del trabajo (tal como se explica en la Guía
Didáctica). No obstante opino que en internet también se puede investigar y esto requiere un esfuerzo
(investigar y contrastar no es lo mismo que copiar). Espero que mi trabajo no sea anulado por esto.
10 especialmente graves en lo que a las comunidades judías se refiere
11 Pedro el Ermitaño estaba en Bizancio cuando sucedió está batalla.

Los ejércitos cruzados siguen la ruta hacia el sur, hacia Tierra Santa. El sultán Kiliy Arslan planea una emboscada a los Frany 12 y escoge el fondo de un valle cercano a la pequeña población de Dorilea para eso. La vanguardia cruzada, al mando de Bohemundo con menos de 10.000 hombres, recibió la mañana del 1 de julio (seguimos en 1097) un ataque combinado de la caballería turca junto con sus arqueros que les disparaban desde gran distancia13. En un principio las bajas de las tropas de Bohemundo fueron cuantiosas pero el resto de los cruzados se aproximaba con Godofredo de Bouillón a la cabeza. Las fuerzas turcas, además de las del sultán, contaban con la ayuda del hasta ahora su enemigo Danishmend. Juntos sumaban unos 30.000 hombres. Al unirse el grueso a la vanguardia cruzada los contendientes se igualaron numéricamente. El factor psicológico actuó negativamente en los turcos que no esperaban ver aparecer a ningún frany más que a los de Bohemundo. Kiliy Arslan salió huyendo abandonando su tesoro seguido de cerca por Danishmend. Los cruzados perdieron unos 4.000 hombres (casi todos de la tropa de vanguardia) y los musulmanes probablemente más.14 Tras esta victoria, los frany siguieron rumbo sur, atravesaron Konya y en octubre alcanzaron la populosa ciudad de Antioquia. El hermano de Godofredo se separó del ejército principal y acabó conquistando la ciudad de Edesa, de la que se proclamó conde. La conquista (en 1098) fue una maniobra de astucia y pocos escrúpulos más que de táctica militar. Con esto se creó el primer estado cruzado. En Antioquia, el gobernante turco, Yaghi-Siyan, no tenía intención de rendirse así que le pusieron sitio. Aquí hay que mencionar lo que
será una constante en los primeros tiempos de las cruzadas: la desunión de los árabes. Quizá en ámbitos populares sí que tuvieran cierta aspiración a una identidad colectiva reforzada además por el Corán con el concepto de Umma (comunidad), pero sus gobernantes eran prácticamente reyes de "ciudades - estado" que en muchos casos preferían ser conquistados por los frany antes que por sus vecinos musulmanes. Esta falta de sentimiento de nación fue la causa que más contribuyó a las rápidas conquistas iniciales de los cruzados. Dicho esto volvemos a Yaghi-Siyan que solicitó ayuda a sus múltiples vecinos para salvar la ciudad.
15 Expulsó como medida preventiva a los cristianos de su ciudad (excepto a los jacobitas que no debían obediencia ni a Roma ni a Constantinopla) y confió en el grosor de sus murallas. Los líderes atacantes del momento eran Raimundo de Saint-Gilles (conde de Tolosa), Godofredo de Bouillon y Bohemundo de Tarento. Yaghi recibió ayuda de los emires Dukak de Damasco y Ridwan de Alepo pero fueron derrotados. Sólo quedaba Karbuka, emir de Mosul, que se haría esperar. Karbuka se había empeñado en reconquistar Edesa antes de acudir en ayuda de Antioquia. Si no hubiera perdido allí tres valiosas semanas quizá habría llegado a tiempo para salvar la ciudad de Yaghi-Siyan. Mientras tanto Bohemundo consiguió comprar a uno de los defensores que facilitó el acceso a los atacantes. La ciudad fue entonces conquistada y se produjo una espantosa matanza entre la población.
Yaghi-Siyan huyó de la ciudad pero fue asesinado. Bohemundo pasó a ser "Príncipe de Antioquia" en mayo de 1098. Poco después llegaba la prometida ayuda del emir de Mosul.

Ilustración del asedio a la ciudad de Antioquía

Notas del autor:

12 Así es como los árabes llamaron a los cruzados y así se conoce todavía a los occidentales en muchos
países islámicos como nos indica Amin Maalouf en su libro mencionado.
13 parece que esta gran distancia en el disparo la conseguían con el batallón "Naukía", especializado en
manejar el arco con las piernas, tumbados en el suelo. Fuente: documental "la Primera Cruzada", Canal de
Historia. De nuevo insisto en que no sólo los libros pueden ser fuentes fiables ni el único material de
investigación.
14 Amin Maalouf nos refiere al historiador damasceno de la época Ibn Al-Qalanisi. En otras partes de su
libro también bebe de Ibn Al Athir, Sibt Ibn Al-Jawzi y Abu Shama (entre otros), sin desdeñar algunos
autores occidentales contemporáneos.
15 Maalouf nos referencia sobre todo a Ibn Al Athir para este episodio de Antioquia.

Demasiado tarde pero los cruzados quedaron atrapados en Antioquia ante la superioridad numérica de Karbuka. Me gustaría resaltar que el emperador bizantino Alejo I Comneno había apoyado, tal como prometió, a la expedición cruzada. Los cruzados por su parte habían aceptado a regañadientes perder Nicea en sus propias narices pero así lo habían prometido y fue un hecho consumado. Edesa (conquistada por Balduino) no fue entregada a Bizancio. Por último el representante bizantino que acompañaba a la expedición, Taticio, fue devuelto a Constantinopla, hecho por el cual los cruzados daban por roto su juramento a Alejo (este no les prestaría más apoyo y ellos no devolverían a Bizancio las ciudades conquistadas comenzando por Edesa y Antioquia).

 

La lanza sagrada

He preferido cambiar de capítulo, sin salir de Antioquia, para diferenciar el ataque cruzado, de la defensa en esta ciudad. Así pues tenemos al ejército cruzado
encerrado en la ratonera de Antioquia cercada por Karbuka
16 en junio de 1098. Mientras tanto, dentro de la misma Antioquia, Shams, el hijo del antiguo gobernante había resistido con un puñado de soldados en el interior de una fortaleza (dándose así un doble sitio). El hambre y las deserciones comienzan a cundir entre los frany.
Antes he nombrado a los principales jefes militares cruzados, pero ahora hablaré del asunto religioso. En cualquier guerra el factor moral es fundamental, de manera que en una "guerra santa" la religión debe ser muy tenida en cuenta en tanto que afecta directamente a la moral de las tropas. Aparte de arengar a los cruzados, el papa Urbano II envío con ellos a su representante para esta empresa, Ademar de Monteil, que era obispo de Le Puy. Ademar representaba la guía espiritual de la cruzada y algunos piensan que se encargó de organizar lo que narraré a continuación. Un monje llamado Pedro Bartolomé afirmó tener un sueño en el que San Andrés le revelaba que la lanza que clavaron en el costado de Jesús se encontraba enterrada en Antioquia. Según la leyenda el ejército que portara esta lanza sería invencible. Así pues, Pedro Bartolomé encontró la Lanza de Longinos en la catedral de San Pedro. Días después, el 28 de junio, el ejército cruzado salía casi al completo a presentar batalla directa contra las tropas de Karbuka, Dukak y otros emires menores. Los musulmanes eran mayoría pero como antes he dicho el factor moral es decisivo y en esta batalla fue definitorio. Karbuka y Dukak eran rivales antes de las cruzadas y se tenían desconfianza mutua.
Esto unido al hecho de la ciega confianza en la victoria de los portadores de la lanza hizo que los musulmanes perdieran esta batalla casi antes de empezarla. Los distintos emires fueron retirándose en un efecto dominó, no queriendo ser precisamente ellos los que asumieran la mayor parte de las bajas quedando en el futuro expuestos ante ataques de sus vecinos correligionarios. A esto habría que añadir la sorpresa pues nadie espera que un sitiado en inferioridad numérica salga repentinamente de su refugio en masa a presentar una batalla directa. Fue una victoria total para los frany que aumentó y reforzó su fe religiosa. Y hablando de religión, en la misma Antioquia, ya en agosto, moría el legado pontificio Ademar de le Puy (puede que de tifus). Fuera o no la verdadera lanza de Longinos, consiguió el efecto esperado. Los historiadores musulmanes indican que fue una estrategia moral y que no era la verdadera lanza que hirió al Mesías (la paz de Alá sea con él)
17.

Notas del autor:

16 antes le he nombrado emir pero técnicamente su título era "atabeg" (padre del príncipe) una especie de tutor con poder efectivo, cargo bastante extendido entre los gobernantes turcos de esta época.
17 Ibn al Atir.

Tras la consolidación de Antioquia se intentó reconocer y controlar las regiones vecinas hasta final de 1098. Fue en estas expediciones cuando se dice que los cruzados cometieron atrocidades en las poblaciones vecinas. Incluso se habla de canibalismo (en Maarat al suroeste de Antioquia, entrando ya en la zona controlada por los fatimíes).
Los historiadores musulmanes dan por sentado este hecho cuya veracidad tampoco tiene tanta importancia, pues en la toma de Antioquia los frany cometieron una masacre (como lo harían después en otras ciudades) de manera que independientemente se produjera o no este canibalismo nadie discute que los cruzados cometieron crímenes horribles (cuya fama puede incluso afectar a las relaciones oriente - occidente en nuestros días).
18

Jerusalén

Tras su marcha hacia el sur, en junio de 1099 llegaron los cruzados a la ciudad santa. Se cuenta que algunos incluso rompieron a llorar ante sus muros. La ciudad estaba en manos del representante fatimí Iftijar al Daula. Al igual que hiciera Yaghi-Siyan en Antioquia, expulsó a los cristianos que vivían en Jerusalén para evitar traiciones19.

El sitio dio comienzo aunque en principio los defensores aguantaron tras sus murallas. De nuevo la "ayuda divina" se presenta. Un clérigo llamado Pedro
Desiderio dice haber visto al fantasma de Ademar de le Puy que le exhorta a celebrar una procesión el alrededor de las murallas.
20 La procesión es realizada con sermones en el Monte de los Olivos que dan un último refuerzo a la confianza de las tropas. Los cruzados habían construido dos grandes torres de sitio 21 que habían colocado en dos extremos de la ciudad. Las fuerzas de Iftijar al Daula serían unos mil soldados profesionales y una cantidad indeterminada de ciudadanos voluntarios. Por el lado atacante se contaba con 1.500 caballeros (que en un sitio no tienen demasiado valor) y 12.000 infantes, al mando todos ellos de Raimundo de Saint Gilles (Conde de Tolosa, Duque de Narbona y Margrave de Provenza) y de Godofredo de Bouillón. En la mañana del 15 de julio la torre de situada al noreste mandada por Godofredo de Bouillón consiguió con éxito dar acceso a las murallas y por ella penetró una fuerza suficiente
para abrir la puerta próxima, la superioridad numérica hizo el resto. El papa Urbano II aún vivía cuando cayó Jerusalén pero moriría a los pocos días sin escuchar la noticia.
Los frany estuvieron matando musulmanes una semana
22. Varios cientos de judíos que se habían refugiado en la sinagoga fueron quemados vivos23. Incluso los pocos cristianos que quedaban también fueron ejecutados.24 En cambio Iftijar al Daula que se había hecho fuerte con algunos soldados en la torre de David salvó su vida a cambio de la rendición. Fue evacuado a Ascalón junto con sus hombres por acuerdo con Raimundo.

Ilustración del asedio de Jerusalén

Notas del autor:

18 también hay fuentes occidentales que hablan de este canibalismo, "Gesta Tancredi in expeditione
Hierosolymitana" de Rodolfo de Caen.
19 paradójicamente Yaghi-Siyan fue traicionado por Firuz, un fabricante de corazas musulmán.
20 con reminiscencias de la toma de Jericó por José
21 se especula también con la procedencia divina de la madera de las torres (History Channel) pero más
probablemente procediera del desmontaje de algunos barcos genoveses que apoyaban a la expedición por mar.
22 Ibn al Atir. nos dice que masacraron a setenta mil musulmanes. La cifra quizá sea exagerada pero entre 30 y 50.000 sería bastante probable. El propio Fulco de Chartres A History of the Expedition to
Jerusalem" capítulo 27, no da cifras pero nos habla de "sangre hasta las rodillas en la mezquita de Al
Aqsa", " None of them were left alive; neither women nor children were spared", espeluznante.
23 Ibn al-Qalanisi
24 en su mayoría ortodoxos, History Channel

Aliado con Godofredo iba un personaje en el que me gustaría detenerme: Gastón, IV vizconde de Bearn.

En un futuro será lugarteniente de Alfonso I el batallador en la toma de Zaragoza (1118). Fue quizá el artífice de la construcción de las torres de sitio mencionadas y durante la mañana de la toma de Jerusalén se encontraba en la puerta de Goliat, al oeste de la ciudad junto con Tancredo de Hauteville. Parece ser que durante las matanzas perpetradas fueron los principales líderes que se opusieron a las mismas, llegando incluso a entregar sus estandartes a los musulmanes que se refugiaron en la explanada de las mezquitas, actitud ésta que no les sirvió de nada ante otros cruzados fanáticos. Gastón, por su trato con los musulmanes en tierras hispanas tenía otra concepción de la relación con los enemigos.25
Volvamos al personaje que recogió los frutos de esta victoria, Godofredo de Bouillón. Godrofredo ejerció el mando de la ciudad aunque no quiso coronarse rey,
26 en lugar de eso se tituló "Defensor del Santo Sepulcro". Se nombró a un patriarca latino dejando de lado al ya existente patriarca griego. A primeros de agosto se encontró la "Vera Cruz"27 cuyo fragmento se engarzó en una cruz decorada de metal. A los pocos días, con la Vera Cruz al frente, el ejército de Godofredo se dirigía al sur avanzando contra los dominios fatimíes del visir Al Afdal Shahanshah (el califa era Al Mustali pero el mando político y militar recaía en el visir).
Los fatimíes al saber de la noticia de la matanza de la ciudad santa, envían un ejército de unos 30.000 hombres
28 al mando del propio visir. Hay que destacar el error de bulto que cometieron los fatimíes al pensar que los cruzados no eran sino un grupo de mercenarios de parte del basileus para luchar principalmente contra los turcos selyucidas (enemigos naturales en ese momento de lo fatimíes) y por ello observaron con agrado lo que iba aconteciendo, hasta que penetraron en sus territorios tras la masacre de Maarat. Lo ocurrido en Jerusalén fue lo que provocó el enfrentamiento directo. Los dos ejércitos se encuentran en las proximidades de Ascalón, los musulmanes se repliegan hacia esta ciudad. Los cruzados, en inferioridad numérica, lanzan una carga que sorprende a los musulmanes que pierden un tercio de sus fuerzas.
En su huida Al Afdal abandona el campamento junto con algunos tesoros. La ciudad de Ascalón continuó por el momento en manos musulmanas. Esta batalla se produjo el 12 de agosto de 1099.

Notas del autor:

25 le hubiera gustado quizá dar un trato de mudéjares a los habitantes de Jerusalén.
26 "no llevaré una corona de oro donde Cristo llevó una corona de espinas"
27 Amin Maalouf: ...desvelaron su paradero sacerdotes griegos a los que se había torturado para obtener
esta información
28 200.000 según el Gesta Francorum, me quedo con los 30.000 de Maalouf.

Fin de la Cruzada


Hay que hacer notar que desde el punto de vista árabe las cruzadas no se numeran. Ellos vieron llegar un enemigo en la primera cruzada y no hubo
discontinuidad en sus ataques (si que hubo épocas donde los hechos bélicos fueron más o menos abundantes pero no coincidieron necesariamente con las cronologías convencionales de las cruzadas). Para el mundo occidental sí que tiene sentido numerar las cruzadas pues marcan los grandes reclutamientos de refuerzos con todo lo que ello implica
29(impacto social en territorio europeo, impacto económico por la necesidad de financiación, ausencia de reyes de sus países, movilización de los ejércitos...). Dicho esto narraré algunos hechos acaecidos entre fin del 1099 y el 1145. Podríamos decir que con la batalla de Ascalón finaliza de algún modo la primera cruzada aunque los peregrinos, soldados y comerciantes siguieron yendo, viniendo y guerreando ininterrumpidamente. En 1100 moría Godofredo de Bouillón, dejando el puesto de dirigente de Jerusalén vacante. Su lugar fue rápidamente ocupado por su hermano Balduino (el primer conde de Edesa, cargo que cedería a un primo homónimo) que no tuvo tantos reparos como Godofredo y fue proclamado rey. Así, en Tierra Santa se había formado un sistema piramidal feudatario con un reino del que dependían varios principados y condados (esto lo explicaré más adelante cuando se acaben de conformar éstos).30

El cambio de siglo

En el 1100 se produjo una nueva cruzada. A menudo se incluye esta cruzada en la primera o bien se le considera una cruzada menor. Esta cruzada se preparó en el 1100 y partió con las bendiciones del nuevo papa Pascual II en el 1101. En ella participaron gentes que volvían de la primera31 o gentes que no habían llegado a tiempo a la misma que procedían de distintos lugares. Al igual que en la primera no hubo participación directa de monarcas pero sí de nobles dirigentes. Las principales fuerzas eran lombardas (milanesas), francas (especial mención para Nevers), bávaras y bizantinas. Estas fuerzas partiendo de Nicea y Nicomedia como bases de operaciones se dirigieron al este de Anatolia. Se libraron las batallas de Mersivan (al norte) y Heraclea (al sur). Los cruzados fueron derrotados, lo que permitió a Kiliy Arslan (antiguo sultán de Nicea) situar su capital en Konya. Así mismo se creo el principado de Armenia, en Cilicia, lo
que libró a Bohemundo de Antioquia de ingerencias bizantinas. Del modo análogo quedaron aislados del califato de Bagdad los principados selyucidas.
Mientras tanto, la frontera del reino de Jerusalén con el califato fatimí seguía candente. Desde Ascalón, el visir Al Afdal atacaba al reino cruzado casi por rutina entre el 1101 y el 1107. Balduino I mandaba también sus ejércitos a la lucha y el punto de encuentro y zona de disputa inmediata entre las dos potencias estaba en la región de Ramala. Así se habla de la "batalla de Ramala" que no fue más que una guerra de desgaste compuesta de sucesivas escaramuzas. Finalmente la frontera quedo de nuevo en un punto muerto.

Notas del autor:

29 Amin Maalouf, por ejemplo, no numera las cruzadas.
30 Trípoli todavía estaba en manos musulmanas.
31 algunos prematuramente como Esteban de Blois que había vuelto en 1098 desde Antioquia

En mayo de 1104 sí se produjo una batalla más perfilada en el tiempo, en la zona norte de las tierras cristianas. Esta vez el enemigo eran los selyúcidas. Los gobernantes de Mosul y Mardin habían unido sus fuerzas contra el conde de Edesa32 que era apoyado por el príncipe de Antioquia. Los cruzados fueron derrotados en una planicie entre Harran33 y al Raqqah. Esto permitió a los turcos consolidar su posición. Algunas plazas pertenecientes a los cristianos se rebelaron y se entregaron a los turcos. Otras lo hicieron a los bizantinos o al Principado de Armenia. La batalla fue de una entidad numérica considerable, en fuerzas y en bajas y tuvo su importancia pues hizo perder a los cruzados parte de su zona norte. Los cruzados la consideraron la derrota mayor que habían tenido hasta la fecha34 y para los musulmanes significó que los cruzados no eran invencibles35.
Al año siguiente el regente de Antioquia, Tancredo
36, fue atacado y sitiado en el castillo de Artah por el gobernador de Alepo Fakhr al-Mulk Radwan (Ridwan). De este encuentro salió victorioso el cristiano, lo que le permitió un pequeño desahogo sobre su anterior situación tras la derrota de Harran.

Todos contra todos

En octubre de 1108 se produce una curiosa batalla: dos coaliciones franco - musulmanas frente a frente. Al lado de la ciudad de Turbasel 37, Tancredo de Antioquia junto a los jinetes turcos enviados por Ridwan de Alepo se enfrenta contra Balduino, conde de Edesa, que combate junto a Yawali emir de Mosul. La primera coalición es la vencedora, demostrando esta batalla que muchas veces los intereses personales y el ansia de poder están por encima de la idea de beneficio del colectivo (bien sea religioso o nacional), de este modo la facción cuyos miembros están más unidos y hacen "causa común" suele ser la vencedora. Este es la causa principal que dan los historiadores árabes a la conquista y mantenimiento durante dos siglos de estos invasores cruzados en
sus tierras.
He dejado hasta ahora sin mencionar a la ciudad de Trípoli. Cuando en 1099 se produce la horrible matanza de Maarat muchas ciudades musulmanas se van sometiendo por temor a sufrir la misma suerte. Una de estas ciudades es Trípoli. Después de que los cruzados" pasaran de largo" ya que el objetivo principal era Jerusalén, Raimundo de Saint Gilles (Conde de Tolosa) vuelve con sus fuerzas a Trípoli y le pone sitio en 1102.
Con ayuda de ingenieros bizantinos construye una fortaleza "el monte del peregrino"
38 desde la que dirige el sitio. No será hasta el 1109 cuando se produzca su conquista.39 Tras esta ciudad, cayeron otras ciudades de la costa que todavía se resistían como Sidón (1111) y Tiro (1124) con la inestimable ayuda de la flota veneciana. Es en este momento cuando ya podemos hablar del establecimiento de las distintas entidades que formaron estos estados. Como cabeza simbólica, el reino de Jerusalén, luego el Principado de Antioquia y los condados de Edesa y el recién formado de Trípoli. El pequeño reino de Armenia, aunque cristiano, no era dependiente de ninguno de los anteriores.

Notas del autor:

32 la ciudad más expuesta a los ataques musulmanes dada su posición geográfica
33 a dos días al sur de Harran que da nombre a la batalla
34 Guillermo de Tiro.
35 Ibn al-Qalanisi
36 Tancredo era príncipe de Galilea, el príncipe de Antioquia, Bohemundo, estuvo ausente por cautiverio
y por viaje a Europa (del cual no regresaría) tiempo en el cual Tancredo desempeñó sus funciones,
de1100 a 1103 y de 1105 a 1112.
37 también llamada Tell Basher
38 los árabes la conocerán como Qalat Saint Gilles (pueden verse sus restos en la actualidad).
39 Maalouf lo titula "los dos mil días de Trípoli"

Desde los primeros ataques cruzados, con matanzas incluidas en determinados casos, algunos ciudadanos y personajes importantes se desplazaron a Bagdad a suplicar al califa una respuesta ante estos abusos. El califa había perdido ya su antigua función de mando político y militar y se limitaba a ser una figura religiosa y simbólica. Era el sultán selyuquí de Bagdad el que realmente tenía el mando. Desde 1105 el sultán Mohamed I enviaba periódicamente sus ejércitos contra los cruzados. Los primeros ataques fueron contra Edesa que logró resistir (de momento). En 1111 lo intentó con Antioquia y formó una coalición con Hamadan y Damasco. En Shaizar (norte de Siria) se produjo una batalla contra los cruzados, los cuales habían reunido un ejército formado por todos sus estados. El resultado de la batalla fue indeterminado porque los musulmanes se retiraron, de manera que el principado de Antioquia quedaba a salvo.
Aquí ya empieza a verse una asociación religiosa más en bloque de manera que los cristianos cierran filas para ayudar a cualquiera de sus territorios y las alianzas musulmanas agrupan cada vez a más entidades distintas. Lo que nunca conseguirán es una alianza suni - chii y hasta que no desaparezca este último califato poco lograrán
40.
En 1113 los gobernantes de Mosul y Damasco obtienen una efímera victoria contra Baldunio I en Al-Sannabra. Dos años después, en 1115, los cristianos vencen a los musulmanes en Tell Danith
41. Aquí, los jefes cristianos eran el regente del principado de Antioquia, Roger de Salerno, y el conde de Edesa, que seguía siendo Balduino.
Causaron los cristianos en esta batalla grandes bajas a los musulmanes y Antioquia y Edesa estaban de nuevo salvadas. Pero las tentativas musulmanas se repetirían una y otra vez. Efectivamente, en 1119, cerca de Sarmada (situada entre Antioquia y Alepo) se produjo la batalla del Ager Sanguinis
42. En esta batalla pereció casi todo el ejército de Antioquia (unos 4.000 hombres) que combatía sin apoyo de los otros estados cruzados.
El propio príncipe (Roger de Salerno) murió también. El jefe musulmán para la ocasión era Ilghazi ibn Artuq gobernador de Mardin.

Balduino conde de Edesa al haber muerto su primo el rey de Jerusalén Baldunio I el año anterior, se había proclamado rey de Jerusalén él mismo. Así mismo, tras morir en Sarmada el príncipe de Antioquia había tomado también el control de esta ciudad.
Tres años después, en 1122, el nuevo señor de Edesa, Jocelín, es hecho prisionero por los musulmanes de Alepo. Al acudir el rey Balduino II en su auxilio, es hecho prisionero también, pero dos años después serán liberados. En 1125 los estados cruzados vencen en la batalla de Azaz, cerca de Alepo, (no sin grandes pérdidas) a los selyucidas. Con esta batalla se resarcían de la terrible derrota del Ager Sanguinis recuperando la iniciativa en la zona.

Notas del autor:

40 me refiero al califato egipcio fatimí que era chii. Según Maalouf los fatimíes preferían ver sus
territorios en manos cristianas que sunís y viceversa. Aún en nuestros días la rivalidad entre estas dos
confesiones es grande.
41 más conocida como Batalla de Sarmin
42 conocida también como batalla de Sarmada o de Balat. Ager Sanguinis es el campo donde se ahorcó
judas tras traicionar a Jesús, es una metáfora llamar así a está batalla

Zengi entra en escena


En 1128 ocurrió un hecho que acabaría por dar graves problemas a los cruzados.
El atabeg de Mosul, Zengi, se hizo también con el control de Alepo. Con las dos ciudades bajo su mando representaba un gran peligro.
En 1129 Balduino II conquista la ciudad de Baniyas (antigua Cesarea) y ese mismo año pone sitio a Damasco. Los cruzados son derrotados en las llanuras de Ghuta, pierden Baniyas y desisten de la idea de tomar Damasco. Esta ciudad hasta entonces se había mantenido independiente de sus vecinos selyucidas del norte, estando ahora su independencia igualmente amenazada por los cruzados y por las intrigas de Zengi.
En 1131 se produce la anarquía en el reino de Jerusalén, motivada por la muerte del rey Balduino II, su yerno Fulco de Anjou será el nuevo rey. Por su parte, los turcos entran en una serie de guerras internas dos años después, a raíz de lo cual hay una cierta tregua entre cristianos y musulmanes entre 1133 y 1137.
En 1138 los turcos ya habían terminado de enfrentarse entre ellos (más o menos) de manera que Antioquia corre ahora el peligro de caer en sus manos sobre todo tras ser los cruzados derrotados en Baarin por Zengi. La situación se vuelve favorable a los frany al hacer éstos un trato con el emperador bizantino Juan Comneno pero finalmente aunque el peligro turco es alejado deben ceder a Bizancio algunas ciudades del norte del principado a cambio de conservar Antioquia. El poder de los turcos está ahora muy reforzado. Su líder de Alepo y Mosul, Zengi, ayudado por su hijo y lugarteniente Nur al Din están asumiendo el control en demasiadas ciudades del norte de Siria en un proceso de unificación del mundo árabe pues han lanzado un grito de Yihad, ahora juegan con las mismas armas psicológicas con las que contaban los cristianos (el Deus vult es contestado con el BismiAllah). Zengi y su hijo conquistan Baalbelk (en Líbano actual) en 1139 y al año siguiente están en condiciones de hacerse con Damasco. El gobernador de Damasco, Unar, conocedor del carácter despótico de Zengi prefiere pactar y aliarse con los cristianos antes que entregar su ciudad a los turcos. En 1140 Zengi se retira de Damasco ante la llegada del ejército cristiano sin entablar batalla pues hubiera significado tener que luchar a la vez con los cristianos y con los damascenos. No obstante los cristianos tampoco logran hacerse con Damasco que se mantiene independiente a cambio de entregarles Baniyas.

Zengi lo intenta de nuevo por la zona norte, en noviembre de 1144 pone sitio a Edesa. La situación era tal que Jocelín, el conde de Edesa, se encontraba con el grueso del ejército intentando atacar Alepo43. Así pues la defensa fue dirigida por el arzobispo latino Hugo. Edesa resistió durante un mes, las fuerzas de Jocelín no pudieron romper el cerco ya que eran insuficientes, así que se instalaron en Turbasel en espera de refuerzos, pero no llegó ninguna ayuda de otros estados cruzados ya que las relaciones con ellos en ese momento no eran buenas. Así pues, en nochebuena del 1144 Zengi entró en Edesa.
Sus tropas mataron a los cristianos francos (con el arzobispo a la cabeza) respetando a los cristianos nativos y permitiéndoles su religión. Esa misma nochevieja moriría el rey de Jerusalén, siendo sucedido por su hijo Balduino III.

Notas del autor:

43 en otra curiosa alianza con el gobernador turco de Diyarbakır, Kara Arslan

 

Inicio de la Segunda Cruzada


En 1146 Zengi seguía ampliando sus territorios (la apetecible fruta de Damasco todavía no estaba en su poder). En septiembre, mientras estaba sitiando la ciudad de Yabar, Zengi murió.
44 Pero Zengi tendrá un digno sucesor, con los valores militares de su padre pero con más cultura y piedad, su hijo Nur al Din proseguirá su labor de unir a la Umma en contra de los invasores infieles. Tras un momento de anarquía sucesoria Nur al Din recupera las posesiones de su padre. Ese mismo año45 el papa Eugenio III predica una nueva cruzada, la segunda, con el objeto de recuperar Edesa, aunque el verdadero artífice moral de esta nueva movilización será Bernardo, abad de Claraval que había contribuido hacía poco a la fundación de la orden del cister y al mismo tiempo a dar cobertura espiritual a las nacientes órdenes militares de tierra santa, tanto a la de los Caballeros del Hospital de San Juan como a la de los Pobres Caballeros de Cristo46 (especialmente a esta última).
Al igual que sucediera en la cruzada anterior con los fanatismos de Pedro el Ermitaño, un predicador de nombre Rodolfo solivianto de nuevo a las masas. Esta vez, Bernardo y el papa pudieron frenar esta nueva "cruzada de los pobres" para evitar nuevos desmanes. No sólo hicieron esto sino que fueron más lejos. Consiguieron que los jefes de los ejércitos cruzados no fueran simples nobles sino que los mismo reyes se pusieran al frente de las huestes. Pero aquí finaliza mi historia, la segunda cruzada será tratada en otra ocasión.

Notas del autor:

44 la noche anterior dijo a un esclavo occidental que lo iba a matar al día siguiente. El esclavo llegó a la
conclusión de que era mejor morir matando y le asesinó. History Channel.
45 se llevaba planeando y proclamando desde 1145 pero fue efectiva en 1146 y los ejércitos se
movilizaron en el 47
46 mejor conocidos como "los Templarios"


Notas finales


Al realizar este trabajo he llegado a varias conclusiones. La mayoría de ellas las alcancé al leer el libro de Maalouf (no me canso de alabar esta obra por su sencillez, claridad y neutralidad de ideas). No voy a exponer aquí las causas y consecuencias de las cruzadas (que son más o menos conocidas) pero sí diré que durante las mismas se reafirman dos postulados: el factor moral y psicológico tiene gran importancia para las conquistas y movimientos humanos; y que la unión hace la fuerza, viéndose claramente que en este pulso en Tierra Santa llevaba siempre ventaja el bando que presentaba mayor unidad. Quiero hacer notar de nuevo que la numeración ordinal de las cruzadas denota un punto de vista occidental y que los árabes lo vieron como un hecho más o menos continuo.
Finalmente agradecer a la web de la universidad de Forham por su extensa documentación de fuentes, e insistir en mi desacuerdo sobre la afirmación de la guía del alumno en la que se dice que en internet no se puede hacer un trabajo de investigación.
No se debe efectivamente copiar datos ya procesados pero sí que puede ser un apoyo de consulta cuando lo que se consulta son fuentes de entidades fiables y las conclusiones se sacan después. No obstante mi principal fuente ha sido el libro varias veces mencionado.

Bibliografía


- Las Cruzadas Vistas por los Árabes. Amin Maalouf. Alianza Editorial. 1983
- Historia de las Cruzadas (3 vols.), Madrid, Alianza, 1973 Sir James Cochran Stevenson Runciman

 

-> VOLVER / RETURN <-

Artículo por: Gonzalo Lorén Garay . Prohibida su reproducción sin permiso expreso del autor.

Copyright Museo Empire de Historia Militar. Todos los derechos reservados . Prohibida la reproducción de nuestros contenidos sin autorización expresa. Para más información ver el apartado Aviso Legal.