Por: Juan Quintana

El 1 de Mayo de 1952, día de los trabajadores, se produjeron en Japón graves disturbios contra el control norteamericano sobre el país tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Varias manifestaciones pro-comunistas y antiamericanas se habían congregado en las ciudades de Tokio y Kyoto. Según decía aquel día el New York Times, entre 200 y 300 activistas comunistas avanzaron en columnas por el casco urbano de Tokio haciendo alarde de una violencia desmesurada contra todo lo relacionado con los Estados Unidos. Más de 400 personas fueron lesionadas o heridas por estas multitudes, las cuales apedrearon y rodearon los edificios oficiales y bases militares, destruyendo y volcando los vehículos oficiales norteamericanos y rompiendo las ventanas del Cuartel General de la U.S. Air Force del lejano oriente. Un policía perdió la vida al enfrentarse con los alborotadores.

Un Pontiac Torpedo sedan coupe de 1946 destrozado por los manifestantes. Se puede apreciar claramente que la puerta ha sido forzada, las ruedas pinchadas y las lunas reventadas, además de los múltiples golpes en la carrocería. En primer plano, un policía japonés se acerca a la zona mientras personal militar inspecciona los daños del vehículo por el otro lado.

Más vehículos norteamericanos dañados por los manifestantes. La policía ha acordonado la zona. Los vehículos dañados que se ven en la fotografía son, en primer plano un Kaiser-Frazer custom de 1947, en segundo lugar un Dodge Wayfarer. Al fondo se puede ver un Willys Overland "Jeepster" volcado.

Un dodge volcado por los manifestantes dentro de una zona acordonada. Detrás de él avanza una columna de Jeep Willys de la policía.

-> Volver <-

 

Fotografías originales propiedad de Juan Quintana.

Copyright Museo Empire de Historia Militar. Todos los derechos reservados . Prohibida la reproducción de nuestros contenidos sin autorización expresa. Para más información ver el apartado Aviso Legal.