Divisiones acorazadas del

Ejército Soviético

Por: Alberto Gómez López (Colaborador del Museo Empire)

El ejército rojo y sus divisiones acorazadas, habían nacido del caos y la confusión de la Revolución Rusa. Durante el curso de la Guerra Civil Rusa (1917- 1922), el cuatro de julio de 1920, el ejército rojo usó por primera vez un tanque en batalla. Se trataba de una acción envolvente conjunta del 2º escuadrón de tanques y el escuadrón de coches acorazados Nº 14.


En un principio, estas escuadras estaban formadas por tanques británicos, que habían sido capturados al gobierno zarista por el ejército rojo. El papel inicial, por lo tanto, será en un principio, menor. Al tratarse de los primeros tanques, se trataban de modelos poco fiables y escasos.

Sin embargo, el ejército rojo formó un mando provisional acorazado en noviembre de 1917, con órdenes de supervisar la formación de unas divisiones acorazadas rusas. Este consejo, fue sustituido por el consejo militar revolucionario de 1918, que tomó pasos prácticos para la formación de escuadras de tanques. El primero se formó en Mayo de 1920. Estaba formado por varios tanques Mark V y tres motocicletas.

Carros de combate Mark V

Tras la victoria del ejército rojo en la guerra civil, se continuó con la formación de las unidades acorazadas, especialmente, en la creación de tanques propios. El comisario de guerra León Trotsky el hombre que prácticamente fundó el ejército rojo, escribió que , para tal fin, debían crearse fábricas de tanques , y de hecho, una serie de técnicos bajo el mando de M.Kruchlev, habían diseñado unos planos, basados en el motor del tanque Renault FT-17, y entregado a la AMO (Automobilmoye Moskovskoye Obshchestvo), fábrica previamente nacionalizada. Sin embargo, sólo se produjo un vehículo.

Así, en 1923, el directorio principal de industria de guerra, emprendió el estudio del diseño de un tanque en relación con los requerimientos del ejército rojo. Este estudio, contenía una revisión de acciones de tanques entre 1916 y 1918 y se preparó proposiciones para la formación y el adiestramiento de tanquistas.
 

Camión militar durante la Revolución Rusa

El impulso de la formación de una división de tanques, se realizaría en 1925, con el establecimiento de una burocracia técnica para el estudio de tanques. Este cuerpo, sería el responsable del desarrollo y producción del primer tanque soviético: el T- 18. Al principio, fue observado con recelo, pero a lo largo de los años se llegaron a integrar en el ejército rojo cerca de 989 unidades de este modelo. En un principio, servirían de apoyo a la infantería.

Con el tiempo, Rusia reorganizará su economía para centrarse en la industria pesada. Esto se tradujo en el desarrollo de armas más potentes, incluyendo los tanques.

Así llegamos a Stalin y los famosos planes quinquenales. El gobierno cursó órdenes para la creación de fábricas que produjeran anualmente ciento veinticinco mil vehículos. Estas fábricas, se concentraron en Leningrado y en Stalingrado.

La más directa influencia en la creación del ejército ruso y por ello, de las divisiones acorazadas, fue Alemania. Ambos países, estudiaban los textos y tácticas militares del otro. En 1927, los alemanes establecieron una escuela de desarrollo de tanques en Kazán y técnicos rusos fueron enviados a Alemania, para que captaran diseños para nuevos tanques rusos.
 

T-18

Podemos decir que entre 1920 y 1930, el ejército rojo tuvo una vibrante e imaginativa organización de las divisiones acorazadas, así como el desarrollo de su propia táctica. El primer plan quinquenal y los sucesivos, crearon una inmensa base industrial que fue vital para la creación de fuerzas masivas de tanques. En 1920, se creó una fuerza únicamente de tanques, mandados por viejos oficiales. En 1929, el ejército rojo disponía de trescientos cuarenta tanques. Esta cifra, se incrementó a siete mil seiscientos treinta y tres tanques en 1935. Por ello, la Unión Soviética será el país que mas tanques tendrá.

Sin embargo, estas divisiones actuaban sin una precisión, sin una táctica, en una indiferente imitación del ejército alemán. Las victorias rusas habían sido resultado de la fuerza bruta mezclada con la ignorancia. El ejército rojo había montado ofensivas comparadas con las de un ariete. Es decir, formado por vastos ejércitos de hombres y equipamiento lanzados sin más contra el enemigo. Sin embargo, esa masa, sería un factor clave en las operaciones y en el desarrollo de su futura táctica. Los rusos tenían la habilidad de concentrar tropas y material, en puntos específicos, a lo largo del frente. Empujes armados que arrollaban las posiciones enemigas.

Los avances del ejército rojo desde 1925 hasta 1941, fueron los que crearon una original y sofisticada doctrina y organización de las fuerzas acorazadas. Así, el mariscal M. V. Frunze, organizó un personal consistente en comandantes de la guerra civil rusa, y oficiales radicales comunistas. El resultado, fue la creación de una doctrina conocida como “ batalla profunda”, seguido de la táctica de “ operación profunda”. Sin embargo, estas ideas caerán en el olvido por la purga de los oficiales por parte de Stalin. Tan sólo la amenaza de la guerra hizo que la idea se reintrodujera. Se basaron en la idea de una sucesión de líneas fortificadas en profundidad, seguido de un ataque en muchos frentes. Esta táctica, se basaba en la experiencia de la Primera Guerra Mundial.

En 1929, dos trabajos perfilaron una doctrina coherente. Una fueron las regulaciones de campo y más significativamente, el libro del teniente general .K.Triandafillov: La naturaleza de las operaciones de los ejércitos modernos. Según el autor, el objetivo de la batalla profunda, era penetrar en las defensas enemigas hasta una profundidad aproximadamente de entre 150 kilómetros. Sólo un ataque simultáneo a través del frente y en entera profundidad de la posición táctica enemiga, podía romper la línea y posteriormente, restaurar la movilidad y las operaciones.

Para la realización de esta táctica, sería conducido simultáneamente por artillería de largo alcance y ataques aéreos contra la retaguardia enemiga y ataques frontales por formaciones escalonadas con detenimiento, para concluir en un rápido avance. Estas concentraciones, serían posibles por la combinación de la propia industria del país, desinformación, seguridad y camuflaje, creando condiciones sorpresa e impidiendo así, que el enemigo actuase con rapidez. Esta táctica, sería así, la seguida por el ejército rojo. La obra de Triandafillov, sería reeditada y sus libros se aprovisionarían al ejército rojo.
 

K. Triandafillov

Carros de combate del ejército rojo



Tanqueta T-27
Uno de los primeros tanques rusos, sería la tanqueta T-27, basado en un diseño de una tanqueta británica: la tanqueta MK VI. Fue realizado en 1929. Esta tanqueta, fue usada como vehículo de entrenamiento, para las incipientes tripulaciones de las nacientes divisiones acorazadas rusas. Estaba armado con una ametralladora MG de 7,62mm de calibre y tenía capacidad para dos personas. Alcanzaba una velocidad de 42 Km/h.

 

Tanques ligeros T- 40, T- 60 y T-70
En 1940, por el tiempo en que los alemanes atacaban, el ejército rojo había investigado el desarrollo y producción de tanques ligeros. Y los mejores resultantes estuvieron en servicio muchos años.

Uno de esos modelos, sería el T- 40. Fue el resultado de una larga serie de modelos que partieron del T-27 de 1930. De este modelo, se desarrollaron los primeros modelos T- 33, T- 34, T- 36 , T- 37 y T–38, para desembocar finalmente, en el tanque ligero T-40. El T-40, entró en producción en 1940, debido a que ese año, coincidió con el inicio de los ataques alemanes. Se produjeron pocos de estos tanques, alrededor de 230 unidades.

Este tanque, tenía capacidad para dos tripulantes. Estaba armado con un cañón de 45mm en la torreta y una ametralladora de entre seis y trece milímetros de calibre. Alcanzaba una velocidad de 44 Km/h., por un motor de gasolina y poseís capacidad anfibia. Su chasis serviría para la creación de los vehículos lanzamisiles conocidos como “ órganos de Stalin”.

T-40

La invasión alemana de la unión soviética, hizo que se acelerase la producción de tanques lo máximo posible. Así, del anterior T-40, se rediseñó para dar lugar al T-60. Sin embargo, este tanque ligero prestó un servicio horroroso e inútil, debido a que era un tanque demasiado ligero y con poca potencia de fuego, que lo hacía inútil ante los blindados alemanes. Sin embargo, su producción era más sencilla y barata. Poseía una capacidad para dos tripulantes y estaba armado con un cañón de 20mm en la torreta y una ametralladora co-axial de 7,62mm de calibre. Alcanzaba una velocidad de 45 Km/h, impulsado por un motor de gasolina.
 

T-60

Ya en plena guerra contra la invasión alemana, en 1941, el tanque ligero T-60 había encontrado un sucesor. Este sería el tanque T- 70. El T-70, era superior en potencia y blindaje a sus predecesores. Tenía una capacidad para dos tripulantes y estaba armado con un cañón de 45mm de calibre y una ametralladora co- axial de 7,62mm. Alcanzaba una velocidad de 45 Km/h impulsado por dos motores de gasolina.

Este tanque, sirvió como tanque de apoyo a la infantería y como vehículo de reconocimiento. En octubre de 1943, cesó su producción, habiendo entrado en servicio 8.226 tanques.

 

T-70

Tanque medio T-28
El tanque soviético T-28, fue un diseño propio que entró en producción en 1933, en Leningrado. Su diseño fue claramente influenciado por los diseños de los primeros carros de combate alemanes y británicos. Este tanque, entró en acción en 1939, durante la campaña de invierno contra Finlandia. En esa corta campaña, el T-28 tuvo varios fallos y se desenvolvería muy mal. Era un blanco perfecto para los tanques alemanes del ejército finlandés por sus grandes costados. Por estas deficiencias, fue retirado del servicio.

Poseía una capacidad para seis tripulantes y estaba armado con un cañón corto de setenta y seis milímetros de calibre y dos ametralladoras enfrente de la torreta. Poseía una velocidad máxima de 37 kilómetros por hora impulsado por un motor de gasolina.
 

Tanque rápido BT- 7
Cuando el personal del ejército rojo decidió modernizar su flota de tanques durante los últimos años de 1920, fue en esos años cuando se autorizó el diseño de un nuevo tanque, basado en el nuevo sistema de suspensión de tanques ideado por el ingeniero norteamericano Walter J .Christie. Su nuevo sistema de suspensión, el sistema Christie, basado en grandes ruedas que soportarían las orugas, absorbiendo el movimiento, se integró en el nuevo tipo de tanques: los tanques BT (abreviatura de Bystrochodya Tank o “ tanque rápido")

El primer tanque BT, en efecto, se basó en este diseño y fue entregado a la Unión Soviética en 1930 y designado como BT-1. En 1932, el BT-1 sufrió modificaciones hasta llegar al BT-2. A partir de 1931, los BT sufrieron una serie de modificaciones, pruebas y progresos, hasta llegar al BT- 7, producido en 1935.

Fue usado muy pronto por su velocidad, como vehículo de intendencia para las unidades de caballería del ejército rojo y fue pronto equipado con un motor procedente de la aviación. Sólo tenía una desventaja: su ligerísimo blindaje. La protección había sido sacrificada por la velocidad y la movilidad.

El BT-7, fue uno de los tanques que la unión soviética envió al bando republicano en la Guerra Civil Española y también participó en la campaña de Finlandia. Jugó su mejor papel en la invasión alemana de la Unión Soviética en 1941. Sin embargo, fue muy limitado contra los panzers. Como resultado, fue sustituido por otros modelos posteriores. Este modelo serviría de base al futuro T-34 soviético.

Tenía una capacidad para tres tripulantes. Estaba armado con un cañón de 76,2mm de calibre y ametralladoras de 7,62mm. Poseía una velocidad de 86 Km/h, impulsado por un motor de avión.

 

Tanque medio T-34
Es difícil hablar de este tanque sin emplear superlativos. El T-34, ha pasado a convertirse en una leyenda. Fue una de los principales armas vencedoras de la segunda guerra mundial y uno de los mejores carros de combate de la contienda.

El T-34, surgió a partir del diseño del anterior BT-7. El primer resultado de este nuevo diseño, fueron los prototipos A-20 y A- 36, producidos por los nuevos fabricantes del BT. Este prototipo, fue incrementado su blindaje y armamento, hasta dar lugar al T-32. Este tanque sería la base para el T-34.

De múltiples pruebas, se incrementó el blindaje, haciéndolo más anguloso. El blindaje anguloso, permitía desviar y absorber los impactos de proyectiles mucho mejor. Ese nuevo blindaje y un desarrollo mucho mayor del armamento, hicieron surgir al T-34.

Fue puesto en producción en 1940 y pronto su producción se haría de forma masificada. Cuando los alemanes iniciaron su campaña de invasión de Rusia, el T-34 se había convertido en la pesadilla de las divisiones panzer. Por fin, había aparecido un tanque capaz de repeler los ataques de los panzer alemanes. De hecho, el desarrollo del Panther, se hizo para responder a los T-34. Con su cañón principal de 76,2mm y dos ametralladoras de 7,62mm, unido como dijimos antes, a un blindaje anguloso, que desviaba y absorbía buena parte de los impactos, el T-34 se convirtió en un elemento decisivo de la victoria militar soviética.

Así mismo, se adaptó para la realización de muchas versiones. Por ello, se usó como tanque de mando, de ingenieros y reconocimiento. Tan excelentes servicios prestó, que incluso el T-34 sigue presente en algunos ejércitos hoy en día. Poseía una capacidad para cuatro tripulantes y alcanzaba una velocidad de 55 Km/h, impulsado por un motor diésel.

 

Tanque pesado T- 35
El tanque T-35, fue una de las mayores decepciones del ejército rojo. Había sido propuesto en 1930 y producido en 1932.
Su producción fue muy lenta comparado con otros modelos de tanques soviéticos. Solo se produjeron sesenta y uno entre 1933 y 1939.
Fue usado para la defensa de Moscú. Pero su gran tamaño, que lo hacía un blanco perfecto, y el hecho de poseer cinco torretas, que hacía muy difícil su manejo, unido a un blindaje y un armamento muy ligeros, hicieron que pronto se retirara del servicio.
Poseía una capacidad para once tripulantes y estaba armado con una torreta principal con un cañón de 76,2mm y tres torretas armadas con un cañón de entre 37 y 45 milímetros de calibre. Poseía una velocidad de 35 Km/h, impulsado por un motor de avión.
 

 

Tanque pesado KV- 1
Dado el pésimo resultado del tanque T-35, los ingenieros soviéticos se pusieron a trabajar en un nuevo sucesor, en 1938. Para empezar, el nuevo diseño debía tener una sola torreta. Un tanque con múltiples torretas era muy complejo y un gran engorro, sobrecargando al tanque. Del prototipo resultante, surgió un tanque conocido como tanque KV, en honor al comisario de defensa Klimenti Voroshilov.

Fue un tanque más normal y su primera prueba, la haría en la campaña de Finlandia, con buenos resultados. Los diseños posteriores fueron realizados según el blindaje con forma angulosa utilizado con el T-34, lo cual convirtió al KV-1, en un problema para los cazatanques alemanes. Su diseño sirvió de partida para el desarrollo de tanques más pesados.

Poseía una capacidad para cinco tripulantes. Estaba armado con un cañón de 76,2mm de calibre en la torreta y cuatro ametralladoras de 7,62mm. Alcanzaba una velocidad de 35 Km/h mediante un motor diesel.

 

Tanque pesado IS- 2
En 1943, el ejército rojo había ganado la iniciativa estratégica contra los alemanes y empezaron su avance hacia Berlín. Los rusos demostraron tener un gran dominio de los tanques, con unos grandes diseños, siendo el mejor ejemplo el T-34 o el KV- 1.
Este ultimo tanque, fue sometido a una revisión en su blindaje y su armamento. Se le fue añadiendo progresivamente, un mayor blindaje y un armamento más poderoso. Así, surgió un nuevo modelo de tanque: el tanque pesado IS-2, llamado así por ser las iniciales de Iosef Stalin. El primer modelo apareció y estuvo en producción en 1944 y entró ya en servicio por el final de la guerra.
Estos tanques, fueron la vanguardia en el avance soviético hacia Alemania y en el posterior avance en Berlín, actuando excelentemente. Fue el más poderoso de los tanques rusos. El único inconveniente, fue su poca cadencia de fuego.

Poseía una capacidad para cuatro tripulantes. Estaba armado por un cañón de 122mm en la torreta y dos ametralladoras. Una de 12,7mm y otra de 7,62mm de calibre. Poseía una velocidad de 37 Km/h, impulsado por un motor diesel.

 

-> Volver <-

 

Artículo por: Alberto Gómez López (Colaborador del Museo Empire) Ampliación, maquetación, adaptación web e imágenes por: Juan Quintana (Director del Museo Empire).

Copyright Museo Empire de Historia Militar. Todos los derechos reservados . Prohibida la reproducción de nuestros contenidos sin autorización expresa. Para más información ver el apartado Aviso Legal.